¿De qué se trata la lectura profesional?

Abr 19, 2019Uncategorized

El lector profesional es una profesión en la sombra editorial, pero necesaria dentro del proceso de la publicación de un libro. En esta entrada, explicaré en qué consiste este servicio que ofrezco profesionalmente como lingüista y aficionada de la lectura. 

El informe de lectura, literario o analítico es un documento que producen los lectores editoriales, profesionales o de manuscritos en el cual se da un dictamen sobre una obra literaria. En este manuscrito se analizan, ejemplifican y explican las características positivas y mejorables de una obra literaria que luego llegará al editor o empresa editora para que se tenga un panorama más claro y específico de lo que se tiene entre manos. Los editores contratan a personas, generalmente ávidos lectores o personas especialistas en algún campo de la lengua para leer manuscritos y probar su legibilidad, ver errores gramaticales, faltas de ortografía, etc., así como también ver cuestiones editoriales específicas. Es por ello que se busca lingüistas que hayan tenido una amplia experiencia en la revisión de textos, hayan leído muchas cantidades de palabras y tengan atención, paciencia y amor por la palabra escrita, así como por la lectura; una afición que solo se construye mediante la práctica.

El informe contiene no más de seis páginas y resume el argumento del libro, valoraciones de la calidad, una puntuación de la obra, y lo sitúa dentro de una línea editorial. Los elementos de un informe editorial son los siguientes:

  1. Datos generales: título, autor/a, género, editorial o agencia original, idioma o lengua original
  2. Síntesis del contenido: impresión general de la obra, personajes y temas principales y secundarios
  3. Análisis literario: lenguaje, técnica literaria y estilo
  4. Valoración comercial
  5. Público
  6. Factores positivos y factores negativos

Algunos informes son encomendados por lo mismo escritores, quienes quieren ver a última hora si cometieron errores en la construcción de sus argumentos, si tuvieron deficiencias en la redacción o en la trama. Cualquier texto puede ser leído por un lector profesional, ya sean poesías, novelas, ensayos, colecciones de cuentos, etc. Si el informe da como resultado positivo es posible que el editor decida leerlo y que se realicen más lecturas profesionales del mismo para tener más opiniones. Según el informe de lectura, también se va a decidir si una obra merece la pena considerar su publicación. Todo esto depende de la lógica editorial, la cual no siempre sigue un criterio estricto, ya que depende de los objetivos que se tengan. Muchas veces están directamente relacionados con las modas y el mercado. Otras empresas editoriales simplemente quieren saber si algún manuscrito tiene cabida o no en sus colecciones o si van en consonancia con su línea editorial.

La función del lector profesional es la de ser crítico y neutral. El lector debe hacer su trabajo con atención e imparcialidad, de una forma integral y profesional, evitando juicios personales. Las tarifas del informe de lectura van variando de acuerdo a la extensión del texto y también al tiempo de entrega. Los lectores profesionales no ganan tanto dinero como un editor, pero algunos toman este trabajo como una manera de entrar poco a poco a la industria editorial. Otros, simplemente lo hacen por placer.

Personalmente, leer a cambio de dinero me parece una muy buena idea. ¿A ustedes qué les parece?